Recuperamos un artículo del año 2013 que sigue perfectamente vigente a día de hoy:

“Orgullosamente hecho a mano”, publicado en Cool Hunting magazine.

Os hacemos un resumen de los puntos que más destacan a nuestro parecer en este resurgir del DIY o hecho a mano.

El siglo XX se ha centrado en la industrialización y la digitalización de los procesos productivos, reduciendo la importancia de la artesanía y lo hecho a mano en favor del consumo masivo de usar y tirar. Con los cambios en la era internet en este nuevo siglo ha resurgido el movimiento handmade, de lo hecho a mano y con cariño, potenciando los productos hechos con mimo y cuidado en vez de la impersonalidad de los producidos en serie.

Lo hecho a mano, handmade o DIY, se ha convertido en una tendencia después de una época de industrialización extrema y globalización total en la fabricación de productos. Deslocalizar para ahorra costes era la moda. El diseño puede ser local, y compras un producto pensando que es original del país pero luego resulta que la etiqueta tiene el habitual “made in…” China, Marruecos, etc…

El consumidor reclama autenticidad, no sólo en el diseño, si no que el producto sea también local, que sea un producto diferente y con personalidad.

Y ¿qué le otorga personalidad a un producto? pues el calor de haber sido creado con unas manos pacientes, con sentimiento, dedicación y conocimiento profundo de las técnicas de antaño. Una fabricación pensando en el producto desde su concepción hasta el resultado final que llega en manos del consumidor y de la emoción que le genera a este.

El auge del handmade no sólo se ha centrado en los artesanos, también en el DIY (Do It Yourself o Hazlo Tú mismo) donde cada uno es un creador en potencia. Este auge se ha extendido en la red con comunidades y blogs repletos de tutoriales y vídeos para crear todo tipo de objetos sea de moda, decoración, arte pero también incluso en electrónica, robótica y variantes. Prueba de ello es la popularidad de las Maker Faire donde la gente puede mostrar sus proyectos o de páginas como Etsy donde pequeños artesanos pueden vender sus creaciones.

Artecitos también sale de esta tendencia, del mix de los creadores digitales que se encuentran en las Maker Faire y los artesanos con sus procesos tradicionales adaptados que están en las ferias de handmade. Manos pacientes personalizando al máximo al gusto del consumidor, buscando la máxima expresión de aquello que quiere mostrar con un toque humano, hecho a mano.

Mano handmade

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

Tu carrito